martes, 29 de junio de 2010

¡Quién fuera hombre...!

Estas semanas de exámenes me he masturbado más de lo normal, por aquello de relajarme. Yo soy multiorgásmica (bueno, todas las mujeres lo somos, ya hablaremos de eso otro día), y sobretodo con mi queridísimo y efectivo amigo Comodín llego al clímax en un abrir y cerrar de ojos (nunca mejor dicho). Pues bien, estas semanas me costaba mucho más llegar al orgasmo, y esto era así porque estaba nerviosa, preocupada, ansiosa.

En cambio, a los hombres no les influye tanto el estado anímico o nervioso. Si alguien quiere refutar esta idea, soy toda ojos, pero mi ( aún corta) experiencia me lleva a esta conclusión.

Por eso, si he discutido con mi pareja, si he tenido un día horrible, si me preocupa que me despidan del trabajo o si se me ha muerto el perro...quizás no quiero follar, y si me apetece y no llego al clímax, no es de extrañar.

Así que una vez más pienso, ¡quién fuera hombre!

pd: tengo pendiente hacer una entrada contestando los comentarios, que agradezco un montón, no sabéis cuanto, de las dos últimas entradas. Esto sólo era un apunte que me apetecía hacer.

Besos a todos/as

18 comentarios:

  1. En esta tema realmente todo es dependiente de la persona eso es evidente... pero vamos que yo creo que como tu hay muchas iguales, en mi caso te diré que me tomo el sexo como un antidepresivo y antiestrés. Libero tensiones y no sé en estas semanas de exámenes siempre lo agradecí, en fin para gustos colores
    Suerte!!!

    ResponderEliminar
  2. Suelen decir que a las muejeres nos influyen muchas cosas a la hora de relajarnos y disfrutar y que los hombres cuando llega el momento, les da igual que el mundo se esté acabando. De ser asi, es admirable su capacidad de desconexión, no?

    ResponderEliminar
  3. Pues yo creo que NO es cierto y que a un tio también le influye y mucho lo que se le pase por la cabeza, lo que ocurre es que si ellos están nerviosos por un tema y quieren follar para desconectar, 1º desconectan, luego follan y luego vuelven a conectar, mientras que en el caso de las tías el "voy a desconectar" lo decimos para intentar convencernos pero al final ni desconectamos ni disfrutamos. Lo peor es que éso, nosotras, no sólo lo hacemos con asuntos importantes como un despido (que puede afectar igual a ambos sexos) sino quemuchas veces de una piedra en el zapato hacemos un mundo. Creo.

    ResponderEliminar
  4. Yo también creo que a los tios les influye, ogual no tanto como a nosotras pero aunque tengan más facilidad también son d ecarne y hueso!

    PD: Comodín???? jaja

    ResponderEliminar
  5. A los tios les influye,Juno.Son humanos,aunque no lo parezca.Y eso de que siempre tienen ganas,es falso.Hay periodos de inapetencia,que pueden o no,coincidir con tensiones o preocupaciones.
    Los tios a los que te refieres,que se la cascan por aburrimiento...suelen ser adolescentes,púberes...hombres poco formados,en definitiva.Con las hormonas recientes. ;)
    Pero todo se pasa.Lo nuestro es pasar.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  6. Pues yo también creo que a ellos les afecta el estado anímico a la hora de tener sexo. Si no están bien, no tienen las mismas ganas (científicamente demostrado con mi novio), y si lo hacen, no consiguen tanto placer.

    A todos nos afectan los problemas y los momentos de bajón...

    Ánimo con todo y besos!

    ResponderEliminar
  7. jajaja,quiero que me des tu teoria de las multiorgasmicas....también me gustaría disfrutar de ello. Gracias. jajaja
    No contradiré tu teoria, sin duda, los hombres tienen orgasmos más facilmente. Nosotras tenemos todo más en la cabeza (de arriba, claro), asi que es lógico que nos influya.

    ResponderEliminar
  8. Creo que más clara no podías haber sido :D. Mujer, yo creo que también les influye, pero puede que no tanto, y depende de cada uno. En lo de multiorgásmicas estoy totalmente de acuerdo, solo hay que saber activarnos.

    besos!

    ResponderEliminar
  9. Sí que influye, sí. Y hasta aquí puedo leer... ;P

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Yo también creo que sí que influye, aunque mucho menos que a nosotras. Ellos tienen más facilidad para desconectarse de sus emociones que nosotras, y eso en este caso es una ventaja.
    Besos!

    ResponderEliminar
  11. Te contaré un secreto. A mi me influyen una barbaridad los nervios de la primera vez que tengo que hacer el amor con mi amante. No puedo evitar el pensar si seré capaz de satisfacer todo lo que ella espera de mi. No puedo dejar de pensar que esa primera vez tiene que ser mágica, especial e inolvidable, sin saber que la magia, lo especial, lo inolvidable es todas las veces que vendrán después... En fin toda esta "sábana" para concluir que si. Que todo influye. Un beso (sin influencias :))

    ResponderEliminar
  12. Yo creo que a ellos también les influye el estado de ánimos...sólo que disimulan mejor! Jeje!

    Besicos!

    ResponderEliminar
  13. Disimularlo mejor???
    Disiento.Con cierta herramienta,que tiene que presentar armas...es dificil disimular. :)

    ResponderEliminar
  14. ¡Quien fuera mujer!
    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  15. jajajaja qe me he divertido como una loca con esta entrada y las contestaciones...ERES GENIAL!! Me encanta que escribas de todo...y con respecto a la entrada yo creo que los hombres se afectan igual que nosotras...la diferencia es que cuando se trata de "AQUELLÍN" no hay problema que valga más la pena que "AQUELLÍN" jajajaja valga la redundancia... cuidate mucho

    ResponderEliminar
  16. Yo creo que también a ellos les afectará... no?? Especialmente cuando te pillan con el "comodín" entre manos... juajuajua
    Un abrazo multiorgásmico!!!

    ResponderEliminar
  17. Gracias a todos por comentar. Casi todos pensáis lo mismo, y sí, es cierto, el estado de ánimo nos influye a todos, pero yo dije "no les influye tanto...".jajajja
    Un beso a todos/as
    Disculpad que conteste en plan general, últimamente apenas tengo acceso a un ordenador, pero ya esta semana le pongo solución.

    ResponderEliminar
  18. Pues a mi me influye mucho mi animo , sin ganas el soldadito no trabaja.

    ResponderEliminar