sábado, 1 de mayo de 2010

Anécdota II

Hace cinco años...

Me levanto de mal humor, cansada y agobiada. Entonces fumaba y al descubrir que no me queda ni un solo cigarro y que mis compañeros de piso no están, decido bajar al bar de abajo a comprar tabaco casi tal y como me había levantado: sin duchar, despeinada y vestida con cualquier trapo.

Yo: Buenos días, ¿me puede cambiar este billete de 20€?
Camarero: La verdad es que no nos va demasiado bien.
Yo: (pongo cara de asqueo)
Camarero: Lo siento.
Yo: ¿Cuánto vale un croisant?
Camarero: 1,5€
Yo: Vale, pues póngame un croisant.

El camarero me mira con cara de pocos amigos y me empieza a increpar que así no funcionan las cosas, que no puede ser, que no sé qué, que no sé cuántos.

Yo: ¿Me pone un croisant o no?

El camarero no me responde, me pone el croisant de mala leche y con el cambio (ese que tan mal le viene darme) saco tabaco de la máquina.

14 comentarios:

  1. Joer! Qué tío más antipático, no? Hay gente pa tó...

    Buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que lo que le pasó fue que le dio rabia porque, a fin de cuentas, me iba a dar el cambio igual. Era como ganarle la partida o algo así.

    Yo es que cuando fumaba y me faltaba tabaco me podía llegar a poner un poco borde, pero me daba rabia que me mintiera, porque si me hubiera dicho aquí no damos cambio para tabaco, pues bueno, pero claro, yo sabía que si le compraba algo bien que me iba a cambiar.

    Buen fin de semana Su, que estamos por aquí hasta el sábado.

    ResponderEliminar
  3. Tenías que haber pedido un corto o un café...y te habría salido más barato.Y a él,más humillante.Por energúmeno. ;)

    ResponderEliminar
  4. Por cierto,esto me recuerda una anécdota similar.Estando yo en un bar habitual,llegó un tio que quería cambio de 50,en este caso.La camarera le dijo que lo sentía,pero que andaba mal de cambio.Entonces el cliente le pidió un tinto,y ella se le puso y le pagó con el billete y ella le tuvo que dar la vuelta. :p
    Como yo hablaba mucho con ella,le dije que la habían "pillao",que yo en su lugar habria mantenido que no le podría dar la vuelta.
    Y ella me dijo que ya..pero que si se entera su jefe que no ha querido poner una consumición por no dar cambio,que tendría bronca...
    Vosotr@s que habríais hecho,ein??? :)

    ResponderEliminar
  5. Hombre, un billete de 50€ me parece un exceso. Una de 20€ no es para tanto. A ver, que yo entiendo que mucha gente entra a pedir cambio a los bares para tabaco o lo que sea, y al final acaban hartos, pero yo creo que les sale a cuenta ser simpáticos porque nunca se sabe quién te está pidiendo el cambio. En mi caso, ese bar era el que tenía más cerca de casa, había ido alguna que otra vez a comer (creo que no me reconocieron.Debió ser por las pintas XD) y con ese gesto lo que consiguieron fue que no volviera.

    ResponderEliminar
  6. Yo creo que te tenía que haber dicho desde un principio que no daban cambio, que tenías que consumir algo.

    besos

    ResponderEliminar
  7. Pues yo le pido algo mas barato... pa joder.
    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  8. Jaajajaja eso también lo he hecho y lo sigo haciendo yo cuando no quieren cambiarme para tabaco, jejeje.
    Nunca falla porque para eso siempre tienen cambio!!!

    Besossssssssss

    ResponderEliminar
  9. Todo esto forma parte de la conspiración anti fumadores. Oye, me quedo. Puedo no? ;P

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. ¡¡¡Pues claro Jauroles!!!¡¡¡Güelcom!!!!

    ResponderEliminar
  11. Pufff cómo me suena tu historia... yo aún soy fumadora y sigo pasando por esas... sobre todo el típico domingo, resacosa, donde tu salías con tu cargamento y... nunca se sabe cómo pero por las noches la población de..."yo no fumo, pero... me das un piti?" se multiplica y acabas sin un solo cigarro a la mañana siguente...

    un besazo Hera!!! y Juno!

    PD: depende del bar, pero muchos de ellos se quejan mucho y luego van a comisión con lo vendido en la máquina, a si que... no sé dónde tanto problema???

    ResponderEliminar
  12. El camarero de lo mas simpático. Solo le falto decirte que no te ponía el croisant porque solo querías cambio.

    Un saludo Hera

    ResponderEliminar
  13. Cuando bajaba al bar a comprar tabaco siempre les decia de primeras que me dieran cambio para el tabaco o no volvía más como clienta. Nunca me ponian pegas!

    ResponderEliminar
  14. Ana, eso sería lo lógico, pero imagino que ya dicen la tonadilla por decir.

    CG, la verdad es que sí, pero en ese momento eché un vistazo rápido al mostrador y lo primero que vi que me apeteció, eso pedí.

    Mo, cuando fumaba acabé por inventarme todas las estratagemas posibles para conseguir cambio, encontrar monedas por casa cuando estaba convencida de que no me quedaba ni una, etc.

    Jauroles, eres más que bienvenido ;)

    Hola Lana, no sabía lo de la comisión, ahora me parece más fuerte aún ><.

    Kobal, estuvo a punto, la verdad. Tendríais que haber visto la mala leche que le entró y cómo se puso a increparme.

    Jo T., desde luego no hay nada como ser directo y claro XD.

    ResponderEliminar